Share

EL ESPACIO INTERIOR

EL ESPACIO INTERIOR

Vista lateral de comedor, sala, bar, chimenea y tapanco.
lgh-05
lgh-04

Un espacio interior siempre cuenta una historia. Es un lienzo en donde el equilibrio entre los elementos que lo visten -los materiales y sus texturas, la iluminación y sus contrastes- plasman características de quienes habitan ese espacio y del uso que le dan; lo dotan de una personalidad, un ambiente y una energía propios.

¿Quién es el pintor de esta obra? ¿quién es el encargado de las pinceladas que crean este cuadro único? ¿quién escribe la historia narrada por el espacio? ¿qué le imprime el sello particular que lo caracteriza? ¿la decoración? ¿el diseño? ¿la arquitectura?

En círculos no especializados se suele utilizar estos términos indistintamente o de manera flexible, como si la frontera que los divide no estuviera del todo clara. Pero cada una de estas disciplinas, la decoración de interiores, el diseño interior o interiorismo y la arquitectura de interiores, se encarga de distintos aspectos del espacio.

La más superficial de las tres -y decimos superficial sin connotaciones de frivolidad, sino en su acepción más literal, es decir, aquello que es relativo a la superficie- es la decoración de interiores, pues tiene que ver con los aspectos estéticos del espacio, con la selección de mobiliario y colores. Así, decorar sólo es una pequeña parte del proceso del diseño interior; éste contiene la decoración y va más allá.

El trabajo de interiorismo es más profundo. Es una profesión amplia que considera todos los aspectos involucrados en la planeación y el diseño de espacios interiores en el ambiente construido. Un interiorista tiene la capacidad de modificar la estructura, de trabajar con la distribución del espacio para adaptarlo a la funcionalidad necesaria.

Por su parte, la arquitectura de interiores es el equilibro entre el arte y la ciencia del diseño de un espacio, teniendo en cuenta todos los elementos de la construcción, desde el tamaño de las ventanas o los muros hasta los materiales primarios. Es la intersección o el puente entre la arquitectura y el interiorismo.

El diseño de espacios tiene mucho más trasfondo de lo que típicamente se piensa. Como decíamos, para nosotros cada espacio es un lienzo en donde vamos a plasmar una historia. Vemos ese espacio como una escenografía habitable, donde cada elemento tiene una participación en la narrativa.

¿Qué hacemos en DEPA 102? Todo aquello que nuestro cliente requiera para hacer de su espacio un escenario que corresponda a la historia que quiere contar.  Soñamos, creemos y nos arriesgamos; combinamos todas las disciplinas a nuestro alcance para que los espacios que intervenimos sean memorables, por eso decimos que dramatizamos espacios.

Share post:

Leave A Comment

You must be logged in to post a comment.